Conejos belier enanos

Conejos belier enanos

Si has decidido que tu mascota debe ser un conejo, deberás pensar seriamente en acoger un conejo belier enano por sus características idóneas para tal propósito.

Esta raza de conejo se distingue de otras por tener orejar largas y caídas. Cuando pequeños, sus orejas se mantienen erguidas, pero a medida que van creciendo, estas tienden a caer.

El conejo doméstico perfecto

Diversas fuentes y especialistas consideran al belier el más dócil y domesticable de todas las razas, lo que unido a su esperanza de vida, entre siete y diez años, lo convierten en uno de los mejores conejos a tener en cuenta para adoptarlo como mascota, ya sea para niños o adultos. No obstante, no se debe perder de vista que los conejos son animales muy delicados y propensos a enfermarse, por lo que para evitar que mueran antes por alguna enfermedad, deberemos acudir con frecuencia al veterinario.

Otra especificidad es que dentro del mundo de los conejos enanos, destaca por ser el de mayor peso, con un promedio que oscila entre los mil 700 gramos y los dos mil 500, sea macho o hembra.

Características de los conejos belier enanos

Con un esqueleto alargado y delicado, los conejos belier tienen un pelaje compuesto por pelos cortos, aunque existen mutaciones en las que exhiben pelo angora pero sin dejar de ser morfológicamente un Belier. Un caso especial en la especie es el cabeza de león, identificable a partir del pelo largo en su cabeza, y corto en el resto del cuerpo.

La escala cromática del género es variada y es así que podemos encontrar conejos de esta raza de color marrón, blancos e inclusive con tonos grisáceos.

Dientes y problemas dentales

Los dientes del belier crecen continuamente, por lo que necesitan roer con mucha frecuencia. En este sentido, se debe prestar especial cuidado a la malocusión dental, una enfermedad que hace que los dientes del conejo crezcan desproporcionadamente. Ante este problema se recomienda acudir a los especialistas, pues de no hacerlo correremos el riesgo de que nuestro conejo fallezca por la inanición, ya que esa enfermedad impide que coma de forma adecuada.

Para que roan se recomienda ponerle madera no tratada o cartón, con la excepción del cedro, que es como veneno para esta raza y otros conejos.

Conejos sociables

Contrario a lo que piensan algunos, los conejos belier pueden vivir en compañía. Sólo hay que garantizar su territorio a cada macho, pues en ese aspecto sí son intransigentes. Necesitan su espacio propio y único y de no tenerlo, la cría podría volverse un caos.

La jaula ideal para tener un solo ejemplar debe tener dimensiones aproximadas de 90 centímetros de largo, 60 de ancho y 50 de altura, aunque mientras más grande mucho mejor para su comodidad.

Alimentación de la raza belier enano

Un aspecto siempre preocupante ante la cría de cualquier animal es la alimentación. En el caso que nos ocupa debemos concientizar que los conejos son animales herbívoros y no es difícil hallar alimento concentrado especial para ellos, lo indicado para integrar la base esencial de su dieta.

Los especialistas recomiendan no incluir pienso para conejos de granja en la dieta de los belier porque este componente está concebido para la ceba de conejos que serán consumidos como carne y como buenos cuidadores debemos cuidar por que nuestra mascota sea sana y no padezca ni tan siquiera de obesidad.

Un componente muy efectivo es el heno fresco, que también ayudará al animalito a desgastar sus dientes.

Si queremos que nuestro belier tenga un pelaje brillante, digno de competencia, deberemos cepillarlo como mínimo una vez por semana. De esta forma nos desharemos del exceso de pelo y evitaremos que mientras ellos se chupan a sí mismos, su baño natural, ingieran cantidades de pelo desaconsejables.

Necesario ejercicio diario

Para mantenerse saludables, los conejos belier necesitan ejercitarse todos los días, por lo que se recomienda sacarlos un rato de sus jaulas, aunque observándolos continuamente para que no vayan a roer o ingerir algo que los pueda dañar.

De igual forma, y como último consejo, se recomienda no bañarlos para no eliminar la capa protectora que tienen en la piel. Como último recurso, en caso de que se ensuciaran mucho el baño debe practicarse sólo con agua y evitando mojar su cabeza.

Siguiendo estas indicaciones, y conociendo las características explicadas, no deberemos tener problemas para disfrutar de una pequeña mascota que nos brindará mucho afecto, sin demandarnos demasiadas preocupaciones o darnos excesivos contratiempos.   

Compártelo en tu red social: